En esta semana hemos puesto a prueba nuestro Narrahistorias Dinámico para la prevención de la violencia de género titulado Salvadora. Hemos realizado el narrahistorias seguido de las dinámicas participativas correspondientes, con la participación del «Consejo de Sabias» de Guadarrama.

El miércoles 11 de agosto, comenzando la ola de calor que nos visita en este mes de agosto, nos citamos el grupo de Sabias de Guadarrama para probar el narrahistorias dinámico Salvadora junto a sus dinámicas participativas. Lo hicimos para poner a prueba su estructura, organización y potencial para conseguir nuestro objetivo: la prevención de la violencia de género.

Hicimos nuestro encuentro en el mismo parque donde nos reunimos justo hace un año, en el primer verano de la pandemia, para realizar una lectura dramatizada del texto Cuestión de fe de Eva Parra Hermida. El parque, un pequeño pinar, nos protegía del calor de las siete de la tarde, aunque la vista que teníamos ante nosotras era la de unas montañas tamizadas por polvo en suspensión. Nada de esto impidió que nuestro narrahistorias dinámico se desarrollara con atención, calma y participación comprometida.

La primera parte de las dinámicas participativas fue rica en aportaciones relacionadas con conceptos tales como el amor romántico o las creencias debilitantes, entre otras. Esto nos confirmó que el narrahistorias como tal es lo suficientemente claro, preciso y estimulador para que las personas participantes puedan relacionar determinados comportamientos de los personajes con estos conceptos clave. La segunda parte de las dinámicas participativas del narrahistorias Salvadora es más propositiva. En esta parte nuestras sabias dieron luz a propuestas fundamentales a nivel individual y social que permitirían romper con la desigualdad de género y por ello contribuirían a la prevención de la violencia de género.

Tanta fue la atención y dedicación que dimos a todo el proceso del narrahistorias dinámico Salvadora para la prevención de la violencia de género que nos olvidamos de hacer fotos para luego mostrároslas en este blog. Peeeero, siempre hay alternativas creativas para dar cuenta del proceso. Por una parte, y pensando en el marco apropiado para realizar el narrahistorias dinámico tanto en centros educativos, como espacios de igualdad , asociaciones, etc., dejamos aquí una imagen de la narradora con fondo de biblioteca, en lugar de pinos. No es lo mismo, pero deja ver la sencillez de la puesta en escena de nuestro narrahistorias y su adaptabilidad a pequeños espacios de interior.

Eva Parra Hermida exponiendo el Narrahistorias dinámico Salvadora

Eva Parra Hermida exponiendo el Narrahistorias dinámico Salvadora

Para completar el testimonio de nuestra productiva reunión, acordamos hacer audios con el testimonio de nuestras sabias, respondiendo a preguntas relacionadas con la propia presentación y desarrollo del narrahistorias.

Por ejemplo, Alejandra nos ha dejado este audio que responde a la pregunta: ¿Te ha gustado el Narrahistorias de Salvadora? ¿Por qué? Podéis escucharlo aquí:

 

En este caso, María nos da su respuesta a la pregunta: ¿Te han gustado las dinámicas participativas sobre el narrahistorias Salvadora? ¿Por qué? Podéis escuchar aquí lo que nos ha respondido:

También Paloma, nos ha dejado sus palabras, que responden a la pregunta: ¿Qué crees que aporta una actividad así para las relaciones de igualdad y la prevención de la violencia de género? Podéis escucharlo aquí: