Una de las cosas que mejor nos hace sentir en estos días extraños es el recuerdo de Pepa Pedroche y la puesta en escena que hizo de Reinar después de morir, obra dramática de Vélez de Guevara, que pudimos disfrutar en el Centro Nacional de Teatro Clásico de Madrid en el mes de febrero.

Conocimos a Pepa Pedroche hace muchos años en la Real Escuela de Arte Dramático de Madrid, estudiando Interpretación. Con los años nos hemos ido encontrando en los ambientes teatrales donde ella no ha parado de encarnar papeles. En el año 2000 incluso participó en una propuesta escénica, escrita y dirigida por Eva Parra Hermida, que se tituló La carrera, compuesta por cuatro piezas cortas de teatro. Pepa era la protagonista de la tercera de ellas, en compañía de Jesús Calvo. La pieza representaba a una mujer con un extraño proceso de parálisis física y verbal asociado presuntamente a un posicionamiento vital de desinterés social. Pepa encarnaba ese personaje que se iba paralizando hasta que la muerte, encarnada por Jesús Calvo, se hacía con ella.

Pepa Pedroche (arriba) y Jesús Calvo (abajo) en la representación de “La carrera”.

Sentimos la calidad de la foto, sacada de un vídeo analógico de entonces…al menos que nos sirva de referencia en cuanto a la estética del trabajo realizado hace ya 20 años.

Continuando con el reciente trabajo de puesta en escena de Pepa Pedroche, nos admiró, además de la escenografía de Reinar después de morir, el pulso calmado de la acción dejando respirar el texto, la delicia de los fados interpretados por Rita Barber , la empatía que provocaban todos los personajes ¿o era también el alma de cada actriz y cada actor del reparto, junto con el de la directora? No lo distinguimos bien. Solo sabemos que lo disfrutamos mucho y nos conectó con la gran humanidad que rezuma Pepa Pedroche. Eso nos gusta mucho en una directora o un director de escena: que cuenten historias implicándose emocionalmente.

Lara Grube como Inés de Castro

Lara Grube como Inés de Castro

Aplaudimos desde aquí a Pepa por su gran trabajo, porque estamos seguras de que el equipo ha podido trabajar muy bien en cooperación y armonía. Gracias Pepa Pedroche, nos encantará ver más Clásicos llevados a la escena por tí, con tu saber hacer y tu humanidad. Un abrazo y hasta pronto!!

Share This